¿Deben asumir los veterinarios gastos de animales abandonados?

Ser veterinario es una profesión bonita en muchos aspectos, pero nadie ve el lado malo. Debe ser agotador tratar con animales enfermos, tomar decisiones duras y lidiar con dueños o rescatistas que no atienden a razones. Deber ser desgastante verlos mal y no en sus plenas facultades, pero debe ser reconfortante observar su recuperación. 

Les presento a: Wendy Vanessa, Sasha, Pecas y Martín
Rescatados Por Luz Apio en la Casita de Sasha
Centro de rehabilitación el cual apoyamos en ocasiones.
Fotos Wilcaphoto – 2017

Al ser pacientes que no pueden hablar acerca de sus síntomas, los veterinarios deben ser altamente intuitivos y objetivos, y deben confiar en la investigación y pruebas, para reunir todos los hechos.  Es ahí el problema, dado que generalmente son exámenes costosos, pero necesarios para poder realizar diagnósticos y proceder a tratamientos concretos.

Muchas veces los veterinarios son juzgados por estos temas económicos, y son tildados como profesionales que engañan y solicitan todo tipos de análisis y diferentes pruebas para que el dueño de la mascota gaste más, pero realmente no es así, la salud de un ser vivo cuesta y esto es lo que ha aumentado el índice de mascotas abandonadas en algunas zonas de las ciudades por no “poder” cubrir este tipo de gasto, ya que para muchos hay necesidades más primordiales que ayudar a su animal enfermo.

Muchos son atacados por diferentes personas, que piensan que esta profesión debe de presta servicios gratuitos, porque son veterinarios y el amor a los animales es el pago.  Entonces es ahí donde les pregunto: ¿Saben cuánto cuesta los medicamentos, maquinaria, instrumental especializado, asistentes, alimentación, manutención del establecimiento, atención a veces 24 horas, sin mencionar años de estudio y dinero en formación? ¿Será acaso que quienes consideran que los veterinarios deben atender  gratis a los animales, están dispuestos también a trabajar gratis en sus diversas profesiones u oficios? Lo más probable es que la respuesta sea no, dado que todos tenemos necesidades que cubrir.

Para nadie es un secreto que esta es una profesión muy sacrificada, a pesar de que ellos diariamente salvan vidas y contribuyen a una mejora en la salud de las personas, animales y ecosistemas, es una de las profesiones más maltratadas en nuestro país.

Pero si o si, ellos deben de cobrar su trabajo, conozco a muchos que buscan la manera de ayudar, cobrando  tarifas más económicas para poder ayudar al animal que tanto lo necesita, pero ya estas ayudas tienden a limitarse porque abusan de su buena voluntad, al ofrecerles créditos muchos desaparecen; o abandonan animales en las puertas de las clínicas; o simplemente dan con personas que destruyen sus años de trayectoria en redes sociales, solo por el hecho de que no se les dio gratis la atención.

¿Dejar morir los animales? Por supuesto que no, pero los veterinarios también tienen derecho a vivir de su profesión.

Si queremos tenderles una mano a los animales de la calle, primero debemos colaborar nosotros económicamente con ello, ya que no se vale pensar que uno no tiene la obligación económica, pero que otra persona si se debe sacrificar. Eso es dejar la responsabilidad a otro y de eso no se trata. Es así como muchos pretenden poner el peso sobre “la profesión” como si todas las injusticias de abandonos que suceden a diario no sean responsabilidad del conjunto de la sociedad.

Todos participamos en una sociedad de consumo, aquella que causa tanta desigualdad social y tantas injusticias ecológicas, y sin embargo dejamos las responsabilidades a otros, entonces ¿Por qué el veterinario no tiene derecho a vivir dignamente mediante una actividad beneficiosa para la sociedad? Cada día miles de empleos participan de forma pasiva en injusticias, mientras señalamos a profesiones sanitarias que únicamente se dedican a enriquecer y mejorar vidas.

Todo aquel que crea que estas situaciones son injustas debería donar una parte de su sueldo a obras benéficas como albergues y fundaciones que hacen frente a estos costos, y que por supuesto, no es justo que ellos solos carguen con ello.

Hay muchas personas solidarias, que buscan la manera de ayudar, y más ahora que se ha dado tanta visibilidad a los animales como lo que son: seres sintientes e indefensos y que es nuestra responsabilidad como sociedad velar por su bienestar.

Les presento a: Lorena Espitia (Rescatista) y Lita, su rescate.
Una de las rescatistas mas comprometidas y responsables que he podido conocer.
Foto Wilcapahoto – 2018

Muchos veterinarios se preocupan por los animales rescatados, y muchas veces se llegan acuerdos financieros, pero no pueden simplemente dejar todo gratis, no intentes aprovecharte del gran corazón de ellos. Ellos deben también velar por su personal, pacientes, clientes y deben mantener su negocio funcionando con éxito para que todos puedan beneficiarse.  Estas pagando por el trabajo de un profesional, al igual que lo harías con un abogado o un médico.

Creo que casi todos los veterinarios y miembros de su personal, han realizado rescates por sus propios medios, y han adoptado mascotas de tres patas, con un ojo y con enfermedades crónicas.  ¡Y claro! Estos necesitan medicamentos frecuentes, dietas especiales y atención personalizada pero ellos se hacen responsables de todos los gastos sin pensarlo dos veces. ¿Y tú qué esperas?

Lisa, rescate y adopción realizada por veterinario en Cali.
Foto Wilcaphoto 2013

Ellos también se afectan a niveles profundos, se estresan, lloran perdidas de sus pacientes, se frustran por no poder ayudar a un paciente, se enojan cuando las cosas no van bien, les duele cada ser, y muchas veces esconden sus emociones y desarrollan problemas de salud como fatiga y agotamiento.  Pero claro, muchos no ven lo duro de esta profesión, porque no están en su lugar.

Así, que por favor valora el trabajo de estos profesionales, todos pasaron por una educación, entrenamiento y experiencia para estar ahí y prestar sus servicios, por tanto si rescatas a un animal o tienes un animal de compañía que solicita atención veterinaria, se responsable, y no trates de evadir de tus obligaciones.

Si valoras tu trabajo, entonces valora el de los demás.

Agradecimientos especiales a Cesar Serna, Aleyda Castillo, Isabel saltaren; Diana Paola Sanchez; Oscar Salazar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s